jueves, 9 de mayo de 2013

Avances tecnológicos en China


"una decada de  cambios "., que aborda un amplio ámbito  de trasformaciones y reformas diferentes  aspectos  de la sociedad en china .En nuestra edición  de hoy , nos acercamos al desarrollo  en el campo  de la tecnología.


 En la última década, China ha experimentado una rápida expansión de su sistema ferroviario de trenes de alta velocidad. Los avances conseguidos son una evidencia del ascenso del nivel científico y tecnológico de China, otra contribución a su fortaleza como nación. Nuestro reportero nos amplia algunos detalles tras estos éxitos.


Shen Rong, ingeniero dice: "el trayecto en un sentido me tomaba dos horas en autobús, y esta situación me obligaba a pasar la noche en Tianjin. Ahora, el trayecto sólo toma 30 minutos, y puedo finalizar el viaje en su totalidad dentro de las horas habituales de trabajo."
La nueva línea ferroviaria también ha cambiado el estilo de vida de las personas: el trabajar en una ciudad y vivir en la otra, ya no es una opción imposible de considerar.


El pasajero Guo Siyi dice: "trabajo en Beijing y vivo en Tianjin, y viajo diariamente entre ambas ciudades. No hubiera podido imaginar esta situación antes de la era de los trenes de alta velocidad."

En 2004, China comenzó la construcción de su sistema de líneas ferroviarias de trenes de alta velocidad. Los primeros trenes súper sónicos fueron importados o fabricados por compañías extranjeras. Gracias a la cooperación tecnológica y los acuerdos de transferencia, los ingenieros chinos han rediseñado posteriormente algunos componentes internos de los trenes, y contribuido a una fabricación de procedencia nacional. En el presente, China posee miles de patentes locales e internacionales en el campo de la tecnología de trenes de alta velocidad.

El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

Shen Rong, ingeniero dice: "el trayecto en un sentido me tomaba dos horas en autobús, y esta situación me obligaba a pasar la noche en Tianjin. Ahora, el trayecto sólo toma 30 minutos, y puedo finalizar el viaje en su totalidad dentro de las horas habituales de trabajo."
La nueva línea ferroviaria también ha cambiado el estilo de vida de las personas: el trabajar en una ciudad y vivir en la otra, ya no es una opción imposible de considerar.

El pasajero Guo Siyi dice: "trabajo en Beijing y vivo en Tianjin, y viajo diariamente entre ambas ciudades. No hubiera podido imaginar esta situación antes de la era de los trenes de alta velocidad."

En 2004, China comenzó la construcción de su sistema de líneas ferroviarias de trenes de alta velocidad. Los primeros trenes súper sónicos fueron importados o fabricados por compañías extranjeras. Gracias a la cooperación tecnológica y los acuerdos de transferencia, los ingenieros chinos han rediseñado posteriormente algunos componentes internos de los trenes, y contribuido a una fabricación de procedencia nacional. En el presente, China posee miles de patentes locales e internacionales en el campo de la tecnología de trenes de alta velocidad.

El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

La nueva línea ferroviaria también ha cambiado el estilo de vida de las personas: el trabajar en una ciudad y vivir en la otra, ya no es una opción imposible de considerar.
El pasajero Guo Siyi dice: "trabajo en Beijing y vivo en Tianjin, y viajo diariamente entre ambas ciudades. No hubiera podido imaginar esta situación antes de la era de los trenes de alta velocidad."

En 2004, China comenzó la construcción de su sistema de líneas ferroviarias de trenes de alta velocidad. Los primeros trenes súper sónicos fueron importados o fabricados por compañías extranjeras. Gracias a la cooperación tecnológica y los acuerdos de transferencia, los ingenieros chinos han rediseñado posteriormente algunos componentes internos de los trenes, y contribuido a una fabricación de procedencia nacional. En el presente, China posee miles de patentes locales e internacionales en el campo de la tecnología de trenes de alta velocidad.

El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

El pasajero Guo Siyi dice: "trabajo en Beijing y vivo en Tianjin, y viajo diariamente entre ambas ciudades. No hubiera podido imaginar esta situación antes de la era de los trenes de alta velocidad."
En 2004, China comenzó la construcción de su sistema de líneas ferroviarias de trenes de alta velocidad. Los primeros trenes súper sónicos fueron importados o fabricados por compañías extranjeras. Gracias a la cooperación tecnológica y los acuerdos de transferencia, los ingenieros chinos han rediseñado posteriormente algunos componentes internos de los trenes, y contribuido a una fabricación de procedencia nacional. En el presente, China posee miles de patentes locales e internacionales en el campo de la tecnología de trenes de alta velocidad.

El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

En 2004, China comenzó la construcción de su sistema de líneas ferroviarias de trenes de alta velocidad. Los primeros trenes súper sónicos fueron importados o fabricados por compañías extranjeras. Gracias a la cooperación tecnológica y los acuerdos de transferencia, los ingenieros chinos han rediseñado posteriormente algunos componentes internos de los trenes, y contribuido a una fabricación de procedencia nacional. En el presente, China posee miles de patentes locales e internacionales en el campo de la tecnología de trenes de alta velocidad.
El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

El profesor universitario, Jia Limin, de 50 años, ha sido testigo y participante activo del desarrollo en China de la tecnología de trenes de alta velocidad.
Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.

Profesor Jia Limin, experto en trenes de alta velocidad, de la Universidad Jiaotong de Beijing expresa: "contamos con nuestras patentes propias, y no necesitamos depender de las compañías internacionales en importantes áreas, como los sistemas de funcionamiento, los controles de seguridad y la comunicación interna. China tiene un vasto talento que incluye más de 10 mil científicos e ingenieros que provienen de las principales universidades, centros de investigación y compañías de fabricación de trenes, que contribuyen todos al desarrollo de la tecnología de los trenes de alta velocidad. Igualmente, el país cuenta con un eficiente módulo de innovación que acelera la transferencia de los resultados de laboratorio a la construcción de los trenes rápidos."La aspiración del profesor Jia Limin y de los ingenieros chinos en general, coincide con el objetivo principal del país: contribuir a un desarrollo sostenible y seguro en China de los trenes de alta velocidad.


Es el viernes por la mañana en la Estación de Trenes del Sur de Beijing. El ingeniero Shen Rong se dispone a visitar a un cliente en Tianjin. Sin embargo, ya no es necesario que Shen sacrifique todo un fin de semana para este viaje, como solía hacer en el pasado. El Ferrocarril Interurbano Beijing-Tianjin, se inauguró en agosto de 2008, y desde entonces, ha facilitado la vida de muchos pasajeros habituales en este trayecto.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada